Dakar Legends 2018 #504 Etapa 1

Sábado 6 de enero

Etapa 1 Lima-pisco

Tras cinco largos días de espera y preparativos el gran día a llegado.

Ayer en el Briefing para pilotos se palpaba la tensión, los nervios a flor de piel y la impaciencia desbocada entre los participantes.

Marc Coma, el director de carrera, nos explicó en dos pinceladas que nos deparan los siguientes 14 días y que particularidades nos espera en esta nueva aventura que hoy empieza

Dejamos la ciudad que fundó Pizarro atrás, rumbo sur, paralelos al pacífico por la ruta panamericana hacia la ciudad de Pisco donde nos espera la primera etapa especial de esta la cuadragésima edición del Dakar.

Al llegar a la salida de la especial tenemos 20 minutos hasta nuestra hora de salida y Lucas, nuestro mecánico, cambia de nuevo la centralita porque han detectado algún problema de potencia. Mientras, Alex y yo discutimos si salimos al tramo con las cortas o con las largas y a que presiones ponemos los neumáticos. En las presiones coincidimos el que entre 2 y 2.5 bares. Finalmente salimos a 2.2 bar de presión.

En cuanto a las marchas, el problema es que si salimos con cortas no pasaremos de 110km/h y si salimos con largas y se complica la arena podemos tener que intentar más de una vez alguna subida.

Teniendo en cuenta el calor, lo blanda que se ve la arena, y lo corta de la etapa optamos por salir con las cortas

La especial de hoy ha sido un bucle de 31km, 100% arena, sobre dunas y valles arenosos, con salida y llegada prácticamente en el mismo lugar, pensada para, hacer las veces de prólogo y determinar el orden de salida de la segunda etapa, esta ya de las de verdad, y de paso dar un poco de circo al populacho congregado para la ocasión.

Ha sido una etapa curiosa, imposible perderse porque al salir los camiones detrás del todo tan sólo hay que seguir el redil pero no por ello fácil, pues hay que estar muy atento a validar todos los wp de paso y además buscar la mejor trazada de entre las cientos de ellas para seguir avanzando sin perder los valiosos segundos que nos separan a unos de otros en la clasificación de la etapa. De hecho, muchos pilotos han estado un buen rato buscando un way point (wp) que dicen estaba mal numerado.

La verdad es que si era así, yo no me dado cuenta y me a cuadrado el Road book a la perfección.

Al salir en el grupito de los 10 primeros, salimos los quintos, casco, hans, faja, nervios, sudor, tensión. El corazón late con fuerza y lo notas en la sien contra el casco. Gotas de sudor recorren la cara bajo el sota casco y recorren la espalda.

El cronometro empieza a descontar, 10,9,8,7,6,5,4,3,2,1 goooooo

El potente motor caterpillar ruge con fuerza y desplaza las 9 toneladas Tatra hacia adelante, en subida, hacia el primer cordón de dunas.

Se van alternando pequeños cordones de dunas con Valles de arena y el público nos hace un pasillo a lo largo de los primeros kilómetros. Antes de llegar al km 3 suena la alarma del sentinel, el helicóptero esta aparcado a un lado del recorrido y un responsable de la organización médica nos indica que nos desviemos hacia la derecha.

Al bajar la duna vemos el accidente. Un coche aparcado del revés sobre su propio techo. Le ha durado poco el chiste:(

Avanzamos a buen ritmo, franqueando los cordones de dunas con precisión y velocidad, sin vacilaciones, con determinación y pericia el Tatra avanza y pronto adelantamos al Maz que ha salido 2 minutos delante nuestro.

El motor ruge con estruendo y el checo, agarrado al volante hace volar al Tatra. De repente, tras validar un Wpc, los wp que hay que validar pero que no se abren en el gps, vemos venir al argentino del 501, Villagra, con su flamante Iveco de Derroy, que de cara en contra de la dirección de carrera.

Nada más verlo, y para evitar dudas me anticipo a la pregunta que se me viene encima,

¿ vamos bien??

Todo recto, está volviendo a validar el WPC que se ha saltado, le digo con presteza y determinación. Sobretodo hay que aparentar seguridad y confianza para evitar dudas y errores al fin .

En las zonas de dunas, con las cortas avanzamos rápido, pero en los valles rápidos llegamos a 110 y el motor corta la inyección de combustible. La sensación de estar perdiendo valiosos segundos es frustrante y piensas que la decisión de usar cortas no ha sido la correcta, al poco vuelven las dudas y piensas que si, Que hemos acertado.

Caen los kilómetros, adelantamos los últimos coches rezagados, veloces, surfeando las dunas con habilidad y precisión. Un último giro a la izquierda y todo recto hasta las banderas rojas con salto incluido en los últimos metros.

Cruzamos la bandera a cuadros y paramos.

Felicidades, buen trabajo le digo al checo.

-¿Seguro, estás contento? Pregunta

-Si, yo creo que ha ido bastante bien. Nos ha faltado velocidad en algún punto, pero no ha ido mal.

– ¿que pone en el cartel? Pregunta?

– deja que lo mire, todavía está el tiempo del coche que ha llegado delante nuestro

– Ahora sale, bien!! 1/3

– Primeros hasta ahora, felicidades!!!

Y efectivamente, hoy hemos ganado nuestra primera etapa de esta edición y es la segunda en mi haber particular.

25’15” en recorrer los 31,5km, 22 segundos más rápidos que el segundo clasificado.

Mañana nos espera un bucle alrededor de Pisco de 270 km de arena y dunas y salimos primeros

Gas i xampany!!!

@ferran.marco #dakar2018